El fabuloso poder de la calidad de vida en el trabajo para retener a los empleados

El abandono de la empresa por parte de los empleados, entre otras cosas por las malas condiciones de trabajo, es la situación a la que se enfrentan muchas compañías, que se ven impotentes ante la pesada carga financiera que suponen estas salidas.

Sin embargo existen soluciones sencillas y rentables de gestión de la higiene, la seguridad y el confort.

 

Más de 100.000 millones de euros. Eso es lo que cuesta el absentismo a las empresas francesas cada año (estudio del Institut Sapiens – 2018). En cuanto a la facturación, las cifras son igual de asombrosas, con una tasa media del 15% (Insee 2020). Los expertos estiman que el coste de sustituir a un empleado es entre la mitad y el triple de su salario anual, dependiendo de si se trata de un miembro del personal subalterno o superior.

 

La higiene y la limpieza encabezan las expectativas de los empleados

Las principales causas de la rotación y el absentismo son: la pérdida de motivación por el trabajo, la remuneración no acorde con el rendimiento… y las malas condiciones de trabajo. El 80% de los empleados lo afirma: la oferta de “bienestar” en una empresa será un factor crucial para contratar y retener a los empleados en los próximos 5 a 10 años, incluidas todas las generaciones. ¿Y el criterio número uno? La higiene y la limpieza, consideradas necesarias e indispensables. Una responsabilidad del empresario considerada “esencial” (estudio BVA 2020).

Siempre que la calidad de vida en el trabajo (CVT) se aplique de forma inteligente, tiene el poder de convertirse en una fabulosa palanca para la retención de los empleados. Seamos claros: no se trata de instalar un futbolín en la sala de descanso, sino de ofrecer servicios “reales” a los empleados. Los mismos que hacen que los empleados se lo piensen dos veces antes de marcharse para ver si la hierba es más verde en otro lugar.

½ decisión = desastre2

Por lo tanto, no invertir en una estrategia de CVT significa asumir el riesgo de ver a los empleados huir “para mejor” y tener que pagar por la falta de decisiones en la fase anterior. Esto significa que invertir en una dinámica de servicios que proporcione comodidad, seguridad y confianza en el futuro es una elección sensata con un retorno de la inversión claramente garantizado.

Aquí es donde entra en juego el Facility Management (FM) y todos sus actores para ayudar a las empresas a mantener sus compromisos y desarrollar un verdadero espíritu de servicio hacia sus diferentes públicos (usuarios, empleados, clientes, etc.):

  • Nivel óptimo y constante de higiene y limpieza
  • Servicios personalizados para los ocupantes (conserjería, recepción, consumibles)
  • Equipamientos y material fiables
  • Espacios “inteligentes” que se adaptan mágicamente a las necesidades y usos
  • Mejor gestión de los recursos humanos gracias a la previsión, planificación y organización de las operaciones (mantenimiento, restauración, etc.)

 

Sin embargo, esta misión es una cuestión crítica para la empresa. Requiere la implantación de una plataforma de gestión estratégica y operativa unificada, lo cual es un paso necesario para quienes quieren garantizar un entorno saludable y seguro, y por tanto tranquilizador para todos sus ocupantes. Incluidos los que prestan los servicios.

Patrick Tavaris, CEO de MoveWORK, subraya que “es esencial trabajar en una estrategia de FM que sitúe al empleado en el centro del sistema. Pero para que esta estrategia dé sus frutos, es esencial ofrecer a los proveedores de servicios la posibilidad de trabajar juntos, para orquestar sus intervenciones de forma más inteligente y sencilla. En otras palabras, poner los recursos necesarios en el lugar y el momento adecuados para que los servicios sean más valiosos. Este es el objetivo de nuestra plataforma MoveWORK Flow”.

Basándose en su experiencia en el campo de los servicios de instalaciones, MoveWORK ha creado una plataforma unificada en la nube: MoveWORK Flow. Un verdadero puente entre el mundo real y el digital, que hace que los lugares sean más inteligentes y las organizaciones más ágiles, al servicio de las personas. 

 

MoveWORK Flow en 6 puntos:

  • Una plataforma interoperable, abierta a todo tipo de soluciones informáticas externas (software empresarial, objetos conectados, etc.)
  • Procesos de trabajo unificados e interactivos, mejorando la comunicación entre todos los actores
  • Controles de calidad consolidados
  • Interacción en tiempo real con los ocupantes y el entorno
  • Trazabilidad total y automatización inteligente de las intervenciones
  • Una visión global y detallada de todas las actividades